lunes, 22 de marzo de 2010

Ejercicios de vacaciones

Pasé unas vacaciones atípicas. No había paseos ni programas ni cosas divertidas. Y, en cambio, sí tenía muchas, muchas horas por delante cada día. Horas y horas. Y más horas. De modo que busqué algo para hacer. Cien metros me separaban de la tienda de lanas y otros cincuenta de la mercería. Así es que me puse a tejer y a coser.

El resultado fue este. Y cuatro nenas muy contentas.



Todavía no son todo lo que quiero. Necesito probar otras combinaciones para que las caritas sean menos planas pero también menos puntudas. Además, la ropa tuve que hacerla toda a mano porque en allá no tenía máquina de coser y bueno... no quedó muy bien que digamos. En cambio, me gustan los pies que aprendí de ElisabethD que es una verdadera artista de los amigurumis. Acá no se consigue su libro pero es algo así como la Biblia de esta disciplina. De todos modos, la experimentación quedará para otro momento. Por ahora ando en otras zonas del tejido y de la costura.

2 comentarios:

Vintage Aurora dijo...

Hey! Tus muñequitas son muy simpáticas!
Me encantaron los piecitos de la que está en ojotas!!!
Gracias por pasar por mi blog y por tenerme entre tus cintas favoritas!!!

Deb dijo...

Gracias!!!!! estás entre mis cintas porque es un trenzado de cosas hermosas :-)