lunes, 17 de octubre de 2011

Hermione, la unicornio

Por primera vez estoy comprando patrones y haciendo muñecos paso a paso, según los esquemas y procedimientos de otra persona. Hasta ahora, había tomado algunos modelos como inspiración para encontrar mis propios caminos y ese desafío me gusta. Pero pensé que con las indicaciones del autor de un diseño que me sedujera iba a obtener exactamente la misma pieza. Y he ahí una equivocación: después de hacer varios, llegué a la conclusión de que hay un sinfín de matices que hacen que, incluso con todos los detalles y explicaciones, el resultado no sea igual.

De todos modos, prefiero comprar el patrón. Aún a sabiendas que será necesario que yo adapte aquellas indicaciones a mi manera de tejer. Primero, porque así se retribuye y alienta la creatividad de los autores. Y segundo, porque siempre se aprenden trucos, claves, modos distintos de trabajar.

Toda la perorata anterior es para justificar por qué la Hermione de Dawntoussaint es tanto pero tanto más linda que la mia. Anímense! este patrón es gratis y precioso!